Diseño de jardines: entre la estética y la eficiencia
❉ Necesitarás 3 minutos de lectura

Cuando el arquitecto paisajista llega al jardín

Disponer de un espacio verde en el que relajarse, simplemente saliendo de la puerta de casa, es una fortuna que no hay que subestimar. Ya sea un jardín real o uno recreado en la terraza, los beneficios son muchos.

Desde las comidas, cenas, desayunos y aperitivos al aire libre, pasando por la lectura de un buen libro, hasta la inevitable siesta tras una dura semana, la relajación al aire libre no tiene precio.

A pesar de las muchas ventajas, como cualquier belleza que se precie, un jardín también tiene sus inconvenientes. Tener un espacio verde bien cuidado es, de hecho, sinónimo de trabajo y dedicación.

Si tu jardín está en la zona de las Rozas de Madrid, para poder minimizar los trabajos de mantenimiento, una de las soluciones es contratar los servicios de un especialista en el diseño de jardines en las Rozas, desde las fases iniciales, es decir, durante la etapa de planificación.

Antes de comprender las ventajas de emplear esta figura profesional, es importante saber quién es un diseñador de jardines y qué hace y cómo lo aplica a la jardinería de tu casa.

Cuando el arquitecto paisajista llega al jardín


Pasión, profesionalidad y experiencia

Profesional del diseño del paisaje y experto en la combinación de los elementos que caracterizan los espacios, tanto urbanos como rurales, el arquitecto paisajista se ocupa de la concepción, el diseño y la creación de espacios exteriores.

Su objetivo es crear un equilibrio entre el hombre y el medio ambiente, mediante el uso de elementos funcionales y materiales sostenibles, prestando siempre atención a la protección y preservación del medio ambiente y el paisaje natural.

Llegados a este punto, es fácil ver al diseñador de jardines en obras de gran envergadura, pero, si se piensa bien, es igual de fácil incluir esta figura en la creación de entornos más pequeños como, por ejemplo, el jardín de casa, donde te ofrecerá consejos sobre el estilismo para tu hogar.

Pasión, profesionalidad y experiencia

El paisajismo, sobre todo en el sector privado, suele infravalorarse, pero, como ya se ha dicho, puede aportar grandes beneficios a corto y largo plazo. Con la ayuda de un arquitecto paisajista profesional, el jardín se convertirá en una parte integral de la casa y en una extensión de la misma.

Según los especialistas en diseño de jardines en Majadahonda, el arquitecto paisajista no sólo aportará las ideas necesarias para crear el equilibrio adecuado e información técnica y práctica sobre la elección de los materiales, sino que también podrá orientar al cliente con consejos sobre las plantas y flores que compondrán el jardín.


No sólo estética: atención al detalle

No sólo estética: atención al detalle

En este sentido, la elección suele guiarse por la estética y el gusto personal, descuidando los requisitos de sostenibilidad medioambiental. Por ejemplo, si no eliges con cuidado el tipo de plantas y descuidas elementos fundamentales como el clima y el tipo de suelo al que están acostumbradas, te arriesgas a tener un jardín bonito y cuidado con una vida corta.

Según especialistas en diseño de jardines Boadilla del Monte: » una buena idea es integrar en la vegetación no sólo flores, sino también plantas frutales, verduras y hierbas aromáticas. Lo mismo ocurre con la disposición de las plantas y flores que compondrán el jardín.

Si sólo te centras en la estética, corres el riesgo de volver a condenar tu oasis verde y tener que volver a empezar las obras o intervenir continuamente con un mantenimiento excesivo.

Esto puede evitarse buscando el asesoramiento de un diseñador de jardines, lo que supone no sólo un ahorro de tiempo al intentar averiguar cómo, dónde y qué plantar, sino también un ahorro de dinero, ya que no será necesario sustituir las plantas que no han sobrevivido al desconocimiento.

Un diseñador de jardines puede ser de gran ayuda para todos si el espacio verde que se va a diseñar es grande o si no se tiene mucha experiencia en el campo.

Una vez superado el obstáculo de la flora que conformará el jardín, un paisajista o un diseñador de jardines podrá continuar el proyecto identificando los espacios dedicados al hombre y los elementos arquitectónicos que se insertarán en total armonía con el paisaje.


Estrategias, instalaciones, iluminación

Estrategias, instalaciones, iluminación

Luz verde, por tanto, a los caminos y espacios pavimentados en puntos estratégicos, cenadores, pórticos, pérgolas y toldos bajo los que resguardarse del sol, vallas, fuentes y estanques. Todo está siempre en equilibrio con el entorno, pero también con el estilo de los espacios interiores y, sobre todo, con el gusto personal del cliente.

Otro punto que no hay que subestimar es la disposición del sistema de riego e iluminación. Disponer estos dos elementos de la mejor manera posible durante la fase de diseño supone optimizar la funcionalidad de nuestro jardín y reducir las labores de mantenimiento.

Por ejemplo, un sistema de riego automático dispuesto de forma que se evite la pérdida de agua y una iluminación que no sólo ilumine los puntos necesarios, sino que destaque los mejores rincones, siempre con el objetivo de ahorrar energía, marcan sin duda la diferencia.

Por ello, el arquitecto paisajista puede ser una gran ventaja, no sólo a gran escala, sino también en la planificación de un simple jardín privado. Si tienes las ideas especialmente claras y quieres recrear un tipo de jardín concreto, esta figura es casi imprescindible.

El jardín inglés, caracterizado por sus formas irregulares y su carácter salvaje, no es tan fácil de reproducir sin el asesoramiento de un experto. Tampoco es un jardín italiano, elegante y de formas definidas, ni un jardín mediterráneo, cuidado y salvaje a la vez.

Si el jardín clásico se puede conseguir común poco de tiempo y paciencia, aunque haya que hacerlo uno mismo, la cuestión se complica un poco en el caso de los jardines verticales y de techo. Como ya hemos dicho, no todo el mundo dispone de un espacio exterior, pero es difícil prescindir de la vegetación.

Un jardín vertical o un techo verde pueden ser la solución a este problema, pero para ello es necesario consultar a un profesional como un arquitecto paisajista. Las ventajas de estas soluciones ecológicas son muchas y evidentes.

Un techo verde, por ejemplo, puede retener el agua y las partículas, reducir la contaminación acústica y proporcionar un nuevo hábitat para muchas plantas y animales.

Los jardines verticales, por su parte, además de mejorar el aspecto bioarquitectónico del edificio, tienen un efecto positivo sobre el bienestar psicofísico y la calidad del aire, la temperatura y la humedad de los espacios interiores.

4.9/5 - (17 votos)

REVISTA BLOG PINTORES PROFESIONALES Un blog sobre el sector de la pintura y la decoración, con artículos de alto interés con consejos, tendencias, novedades, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × 4 =

REVISTA BLOG PINTORES PROFESIONALES Un blog sobre el…