consejos poda otoño
❉ Necesitarás 3 minutos de lectura

La poda de árboles en otoño

Tras un período de exuberante crecimiento de las plantas en primavera y verano, muchos podadores echan mano de las herramientas de podar en octubre y noviembre para mantener sus árboles en buena forma para la siguiente temporada.

Según, expertos en poda de arboles Madrid, ahora es el momento perfecto para recortar los brotes antiguos y devolver a los arbustos un aspecto perfecto. También es el momento adecuado para podar los brotes que ya no fructifican.


¿Qué arbustos ornamentales hay que podar en otoño y cómo hay que hacerlo?

La razón principal para podar en esta época del año es mantener los árboles y arbustos compacto. Muchos arbustos sin podar producirán una densa masa de brotes llenos de ramitas desnudas que terminan en una franja de hojas y flores demasiado altas para ser admiradas. Tal y como están, ocupan mucho espacio en el jardín y pueden suprimir otras plantas.

  • El problema de la pérdida de forma afecta sobre todo a los arbustos que florecen en primavera y a principios de verano. Es importante acostumbrarse a podar estas plantas regularmente en otoño, así como eliminar los brotes más antiguos y leñosos de la base del arbusto. Deja brotes anuales y bienales que se desarrollarán frondosamente al año siguiente.
  • Si hemos descuidado esto durante varias temporadas, se debe realizar una poda brusca para recuperar la forma justo después de la floración.
  • Las especies de los árboles que se cultivan por su vistoso y decorativo follaje pueden podarse en noviembre, antes de que llegue el frío invernal, para tener menos trabajo en primavera.
  • Es mejor esperar a la primavera para recortar los árboles de crecimiento vigoroso cultivados por su corteza decorativa para que sigan siendo atractivas durante el invierno.
  • Para proteger los árboles de floración estival de las heladas invernales en los nuevos brotes, también es mejor recortarlos sólo cuando hayan empezado a crecer en primavera.

Sin embargo, algunos árboles no deben podarse en otoño. Muchos arbustos que florecen en invierno y a principios de primavera, como las forsitias, es mejor podarlos justo después de que hayan terminado de florecer, para no eliminar las ramas con capullos en otoño.

Otros arbustos, como los cornejos, los sauces blancos y las moras ornamentales, es mejor podarlas en primavera para poder seguir disfrutando de sus coloridos brotes durante el invierno.


¿Cómo se podan los árboles frutales y los arbustos en otoño?

Es necesario podar los brotes antiguos de los arbustos frutales después de la caída de las hojas para ver la diferencia entre los brotes frutales y el nuevo crecimiento que proporcionará la cosecha de la próxima temporada.

Los brotes antiguos (se distinguen por los restos de los tallos de los frutos) deben cortarse hasta el suelo. Al deshacerse de ellos, hay que dejar espacio para un nuevo crecimiento. Entre 3-4 de los brotes más fuertes en cada árbol, y corte completamente los restantes brotes cortos y débiles. Esto dirigirá la energía de las plantas para que florezcan más abundantemente y den frutos más grandes en los brotes restantes.

Los árboles frutales que fructifican en ramas pequeñas o brotes cortos necesitan una poda tanto durante el período de reposo como durante el verano si se quiere que produzcan el mayor rendimiento posible.

Una vez que los árboles han echado raíces, toda su energía debe dirigirse a la formación de capullos y frutos.

En otoño, tras la caída de las hojas, su poda consiste en acortar todos los brotes largos a 1/3 y 1/2 de su longitud. Esto ayudará a reducir el tamaño de la copa del árbol y es especialmente importante cuando se cultivan árboles estirados contra las paredes y formando hileras.

La poda correcta de las plantas requiere herramientas afiladas, ya que así las heridas sanarán rápidamente y las plantas seguirán creciendo sin riesgo de infección por enfermedades fúngicas o ataque de plagas. Recuerda que la hoja más fina de las tijeras de podar debe estar siempre en el mismo lado que el cogollo.

¿Cómo se podan los árboles frutales y los arbustos en otoño?


¿También hay que podar las plantas perennes en otoño?

Recortar los tallos y limpiar las hojas en otoño ayudará a reducir la propagación de las infecciones fúngicas. Sin embargo, la limpieza puede dejarse para principios de la primavera. Esto tiene una clara ventaja, ya que las inflorescencias y los tallos floridos de las plantas tendrán un aspecto atractivo en invierno y ayudarán a proteger las raíces y las rosetas de hojas de las heladas.

Las partes de las plantas moribundas también sirven de refugio a los insectos que pasan el invierno y a sus huevos, que se convertirán en un valioso alimento para las aves y otros insectos. Esto tiene el beneficio a largo plazo de ayudar a mantener el equilibrio natural de la vida silvestre en el jardín, reduciendo el número de plagas en la siguiente temporada.

Sin embargo, como es habitual en jardinería, se puede llegar a un compromiso y podar ahora todas las plantas poco atractivas y dejar las más decorativas y útiles para el período invernal.

4.5/5 - (22 votos)

REVISTA BLOG PINTORES PROFESIONALES Un blog sobre el sector de la pintura y la decoración, con artículos de alto interés con consejos, tendencias, novedades, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

quince − nueve =

REVISTA BLOG PINTORES PROFESIONALES Un blog sobre el…